Cargando contenido

Cine


Verónica2017
08
Sep

Verónica

En la madrugada del 27 de Noviembre de 1992, la policía recibe la llamada de un matrimonio pidiendo auxilio desde un domicilio en el que, afirman, ocurren cosas raras tras la muerte, meses atrás, de una de sus hijas: Estefanía.

Por Francisco Javier


¡Compártelo!




Este fue el origen del conocido como “Expediente Vallecas” y, a fecha de hoy, sigue sin determinarse si realmente tuvo lugar un “poltergeist” o todo se debía a un contagio psicológico creado por la madre tras las muerte de su hija mediana, muerte extraña debido a la juventud de la fallecida y al relato de unas amigas suyas que afirmaron que el fallecimiento tuvo lugar poco después de una sesión de ouija o espiritismo.

El director Paco Plaza, junto al guionista Fernando Navarro, han construido con Verónica su acercamiento a dicho caso. Tras una sesión de ouija realizada durante un eclipse solar en el colegio de monjas donde estudia, la adolescente Verónica empieza a sufrir extrañas visiones y ataques de un ente que se manifiesta con forma de sombra.

Verónica, muy influenciada por el cine del director estadounidense James Wan y especialmente su cinta The Conjuring, juega al costumbrismo de los años noventa en el barrio de Vallecas, en Madrid, y le añade el elemento sobrenatural. Plaza y Navarro reescriben la historia, aunque añaden la coletilla de “basado en un hecho real” al principio de la cinta, y el resultado es brillante aunque irregular.

Verónica tiene dos tramas muy diferenciadas que funcionan de forma distinta: toda la historia que involucra a la adolescente y sus hermanos pequeños, en la casa donde habitan, está muy lograda debido a la atmósfera sobrenatural conseguida y a los trabajos de la adolescente Sandra Escacena, quien brilla con fuerza, muy bien arropada por los niños Bruna González, Claudia Placer e Iván Chavero. Placo Plaza demuestra que es un gran director infantil ya que consigue entre los cuatro intérpretes una interrelación natural y llena de veracidad, que implica a los espectadores durante los momentos de terror.

La trama que menos funciona es la que tiene lugar más allá de la casa, el mundo adulto y el mundo colegial pierden fuerza debido al personaje desdibujado de la madre, una Ana Torrent que poco puede hacer con sus líneas de dialogo, y a la inclusión de una monja ciega cuyas dos apariciones suenan a caprichosas, para hacer avanzar la historia con un personaje siniestro y poco más.

Aún con esta trama que cojea, Verónica no sólo es la mejor cinta hasta la fecha del director Paco Plaza, sino la demostración de que el género de lo sobrenatural no tiene nacionalidad y que el terror, bien hecho, funciona en todas partes, incluso en el madrileño barrio de Vallecas.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión y compártela con los demás.


Gracias por la crítica...
Por hermestm - 09/09/2017 9:01

Gracias a ti por leer y comentar.
Por fjs - 17/10/2017 12:36


Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.