Cargando contenido

Cine


Star Wars VIII: The Last Jedi2018
01
Ene

Star Wars VIII: The Last Jedi

Desde que George Lucas reiniciara en el año 1999 la Saga Intergaláctica más rentable de todos los tiempos, fans y detractores toman cada nuevo estreno como un campo de batalla. ¿Quién ganará este nuevo round?

Por Francisco Javier


¡Compártelo!




La Primera Orden y los últimos rebeldes se enfrentan en una batalla agónica, mientras la joven Rey acude a un planeta lejano en busca de Luke Skywalker, pero este se niega a ser su mentor tras lo acaecido años atrás con Kylo Ren. El tiempo corre en contra de unos y otros mientras la esperanza se agota.

Seamos sincero, para mí las tres cintas que Lucas perpetró entre 1999 y el 2005 atendían más al espíritu de lucro que al narrativo. El director/guionista parecía más interesado en crear nuevos muñecos para la franquicia, como aquel terrible Jar Jar Binks que tantas pesadillas causa todavía, o crear fondos digitales que en narrar una historia; a The Phantom Menace, Attack Of The Clones y Revenge Of The Sith, les sobraba pericia técnica y les faltaba alma.

La película The Force Awakens, de J.J. Abrams, aunque presentaba nuevos personajes, resultó un remake inconfeso de A New Hope. En su búsqueda de contentar a los antiguos fans y reclutar nuevos, resultó un espectáculo pirotécnico que convenció a medias.

Aplausos, por favor. Rian Johnson, director minoritario con un par de cintas de culto en su haber, ha conseguido el milagro que pocos esperaban a estas alturas: insuflar aires nuevos a este universo, conseguir que Kylo Renn deje de ser un muñeco e interese por fin… Ah, y retomar las cortinillas entre secuencias que a J. J. Abrams parecía costarle una vida utilizar.

Siguiendo la estela de Rogue One, de Gareth Edwards, Johnson no tiene miedo de retomar el espíritu de las primeras cintas y arrojar a la pantalla a un grupo de perdedores que luchan por sus creencias. Por primera vez en toda la saga, el elemento social llega a este universo gracias a las críticas a la arrogancia Jedi, el origen de algunos de sus personajes y una (re)lectura de la evolución social durante las guerras que se prolongan en el tiempo. Johnson ha abierto nuevos caminos que, esperemos, Disney no tenga miedo en seguir.

No todo es maravilloso en The Last Jedi, hay tramas que parecen incluidas con calzador para llegar a los 150 minutos de metraje o para que el espectador no olvide a algunos personajes principales, pero Johnson, al igual que hizo Edwards con Rogue, es capaz de conjugar los momentos íntimos con las grandes batallas sin que el espectador pierda el interés.

Es imposible quejarse del apartado técnico, porque los efectos especiales funcionan como un reloj, porque The Last Jedi tiene alguna de los mejores, y espectaculares, enfrentamientos de la saga. El nivel interpretativo funciona, destacando los momentos de Adam Driver y Daisy Ridley como Kylo Ren y Rei, pero el rey de la función es Mark Hammil quien, a pesar de no estar contento con el guion, consigue llevar su Luke Skywalker hasta la cima.

Y de la música de John Williams es imposible decir nada malo.

Rian Johnson ha puesto muy alto el listón a J.J. Abrams, el encargado del capítulo IX, y hasta el 2019 no sabremos el resultado.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.