Cargando contenido

Cine


Spiderman Homecoming2017
09
Ago

Spiderman Homecoming

El personaje de Spiderman regresa a la pantalla por quinta vez. ¿Realmente es necesaria Homecoming o es una pérdida de tiempo?

Por Francisco Javier


¡Compártelo!




Cuando hace muchos años la editorial Marvel pasó por apuros económicos, vendió los derechos de explotación audiovisual de sus activos más rentables como Hulk, X Men, Fantastic Four o Spiderman. Hoy en día es una decisión de la que se arrepiente con su rentable universo Marvel compartido (MCU) ya que intenta recuperarlos a toda costa, pero Fox y Sony siguen agarrándose a la cláusula que dice que los derechos revertirán a Marvel si no hacen una película cada pocos años.

Tras las tres cintas sobre el “trepamuros” que realizó Sam Raimi y las dos películas de Marc Web con el Spiderman “emo” de Andrew Gardfield, saltó la noticia de que Sony y Marvel habían llegado a un acuerdo y Spiderman aparecería en Captain America: Civil War. A partir de ahí, tardaron poco en relanzar la franquicia con Homecoming, esta vez protagonizada por Tom Holland.

Hasta seis guionistas han participado en la escritura del guión y, sinceramente, a pesar de que Homecoming se hace un poco larga, el resultado es más que disfrutable. Si no me equivoco, es la primera vez en el inicio de una franquicia superheroica en la que no se cuenta el origen, sino que se da por sabido. Toda una agradable sorpresa porque, a estas alturas, que cada película en la que aparece Batman nos obliguen a ver, de nuevo, el asesinato de sus padres, empieza a cansar; puedes cambiar los actores, el ángulo de la cámara, la música, pero siempre es lo mismo.

Para el espectador ajeno al MCU, el principio de la cinta se le hará cuesta arriba, ya que introducen a Spiderman en el universo marvelita con muchos datos, pero si uno ha visto las cintas anteriores disfrutará con estos primeros minutos. Aun así, si nos centramos en el espectador “ajeno”, una vez superado este escollo empieza el espectáculo porque Tom Holland, como Peter Parker/Spiderman, es un acierto de casting: su presencia natural, la simpatía que desborda y, sobre todo, el aire adolescente, llena la cinta. En el lado contrario, como némesis y adulto, tenemos a Michael Keaton, quien tiende a la sobreactuación pero es capaz de hacer convincente su personaje de Adrian Toomes.

Como ya dije antes, Homecoming se hace larga por la acumulación de situaciones, da la impresión de que los guionistas y el director intentan que el espectador no se aburra en ningún momento y, por ello, le saturan de saltos, peleas, explosiones. Esto no es malo ya que historia, protagonistas, secundarios y efectos especiales funcionan, pero se hubiera agradecido una cinta con veinte minutos menos.

Eso sí, deja con ganas de más películas sobre el personaje.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.