Cargando contenido

Cine


Singapur y Malasia también se ponen en pie de guerra contra «La Bella y La Bestia»2017
15
Mar

Singapur y Malasia también se ponen en pie de guerra contra «La Bella y La Bestia»

Mientras el clero de la iglesia católica de Singapur critica la nueva versión de «La Bella y la Bestia», Malasia advierte que no estrenará la película de Bill Condon si no se suprime una secuencia.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




La polémica con La Bella y la Bestia se extiende a Singapur y Malasia, después de la cancelación de un cine de Alabama, la campaña de un evangelista de Carolina del Norte para que los cristianos no vayan a ver una película de fantasía y la clasificación para mayores de 16 años en Rusia ante las declaraciones sobre la inclusión de un personaje homosexual en la nueva versión de la película de animación homónima de 1991.

Censura en Malasia

«Aplazada hasta nueva orden», rezan ahora los carteles que anunciaban el estreno el próximo viernes, 17 de marzo, en los cines de Kuala Lumpur después de que Abdul Halim Abdul Hamif, presidente del Consejo de Censura de Malasia, haya declarado que sólo se autorizará la proyección de la película dirigida por Bill Condon en su país «con una censura menor», aunque quedaría igualmente declarada para mayores de 13 años de edad debido a algunas otras secuencias que consideran inapropiadas.



La secuencia objeto de cirugía en concreto sería ese «momento gay» del que Bill Condon habría hablado, en primera instancia para resaltar el que sería el primer momento abiertamente homosexual en una película de The Disney Company, para recular después del revuelo creado para decir que se trataba, simplemente, de un momento que lo único que hace es sugerir la confusión del personaje de LeFou, interpretado por Josh Gad, quien hablaba de un momento «sutil, pero increíblemente eficaz». The Disney Company ya ha confirmado su negativa a la supresión a tal exigencia, cancelando su estreno en ese país sin fijar una nueva fecha para su estreno.

Críticas en Singapur

«Aconsejamos encarecidamente a los padres que hablen con sus hijos sobre esta nueva versión de La bella y la bestia», declara Rennis Ponniah, obispo y presidente del Consejo Nacional de las Iglesias de Singapur, país en donde los miembros del clero cristiano están también revolucionados por la película, quienes han criticado a la compañía estadounidense de haberse desviado de los «valores sanos y dominantes».



Tanto Malasia como Singapur son de esos países que todavía parecen estar en la Edad Media, en los que la homosexualidad se castiga con penas de cárcel o incluso castigos corporales, lo que no impide que no puedan aparecer personajes homosexuales en el cine, pero sólo si lo hacen para representar lo pernicioso de tal condición sexual, así como su arrepentimiento. Luego ninguna. Autoridades islámicas aprobaban en Malasia las terapias para personas «no heterosexuales», mientras que en Singapur ya fuera polémico un beso de tono cómico entre dos hombres en la representación teatral de Les Misérables.



Mientras tanto, The Walt Disney Company ha continuado con la promoción de la película protagonizada por Emma Watson, Dan Stevens y Luke Evans, publicado en sus diferentes canales de YouTube las canciones que se escuchan en su banda sonora, tanto en su versión original en inglés, como en su doblaje español.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.