Cargando contenido

Cine


LesGaiCineMad 2017: «Pushing dead» y la mesa sobre identidad, activismo y diversidad funcional2017
03
Nov

LesGaiCineMad 2017: «Pushing dead» y la mesa sobre identidad, activismo y diversidad funcional

Tarde funcional en LesGaiCineMad, tanto la emocional que podemos encontrar en los personajes de «Pushing dead», como por la realidad que nos encontramos en la mesa sobre diversidad funcional: identidades y activismo LGBT que se desarrolla en Fundación 26 de diciembre.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Reanudo mi periplo por la 22ª edición de LesGaiCineMad con una tarde que termina girando en torno a la visibilidad y la disfunionalidad, la de aquellos que son portadores VIH pero que por el miedo y la estigmatización permanecen en el armario, tal y como se muestra en Pushing dead, y la del coloquio sobre diversidad funcional: identidades y activismo LGBT que se desarrolla en la Fundación 26 de diciembre dando voz a personas sordas y con movilidad reducida que además forman parte del colectivo LGBT y demandan una mayor visibilidad por su parte.

Pushing dead (Tom E. Brown, 2016, EE.UU.)

Incluida en la sección Panorama, el primer largometraje como director de Tom E. Brown denuncia los problemas burocráticos a los que se enfrentan actualmente los seropositivos en los Estados Unidos, mientras explora su frustración personal por sentirse estigmatizados por una enfermedad que hace mucho tiempo pasó de ser una plaga para convertirse en una enfermedad crónica, perfectamente controlada, mientras alumbra sobre la propia disfuncionalidad emocional de personas que, no siendo homosexuales, tienen sus propios problemas para encontrar una pareja o para mantener la que ya tienen. Todo ello a través de un cocktail genérico en el que se integra a la perfección la denuncia social con la comedia romántica y el drama personal, poblado de caras conocidas como las de Danny Glover, Robin Weigert, Khandi Alexander o el cameo del cineasta Richard LaGravenese.



Diversidad funcional: identidades y activismo LGBT

A continuación se proyecta la segunda sesión de The wound (Inxeba, 2017, Francia, Alemania, Holanda & Sudáfrica), que tengo la suerte de haber visto ya en su pase previo, mientras que también había visto Moonlight (Barry Jenkins, 2016, EE.UU.), primera película de temática LGBT que conquista el Oscar a la mejor película, que se proyectaba en el Auditorio Marcelino Camacho de CC.OO., por lo que aprovecho para acercarme a la Fundación 26 de diciembre para atender la mesa formada por personas sordas y con movilidad reducida que ilustraron de manera muy elocuente los problemas y dificultades que tienen diferentes colectivos dentro del colectivo LGBT.

El activista Arturo Góngora comparte su frustración al no encontrar actividades dirigidas a la visibilización de personas disfuncionales en las celebraciones del orgullo en los últimos cinco años, más allá de que las personas sordas contaran con un intérprete de signos este año y alguna mínima actividad que no se puede comparar con las que se desarrollan para personas transexuales, intersexuales, mayores LGBT y tantas otras realidades y diversidades acogidas bajo las siglas LGBT. Arturo recalca los problemas que acarrean personas con disfunciones intelectuales o psíquicas, que pueden incluso no llegar a ser conscientes nunca de su propia orientación sexual sin la conveniente educación y orientación, denunciando asimismo que incluso él mismo sigue esperando la eliminación de barreras arquitectónicas en la primera asociación LGBT en la que se inscribe una vez decide entrar a formar parte de manera activa en la visibilización de personas homosexuales que además tienen movilidad reducida.


LesGaiCineMad 2017: Identidades y activismo LGBT - Foto: Uso permitido


Laura Díaz González, explica que utiliza el medio audiovisual como herramienta para dar visibilidad a las personas sordas y defender sus derechos, a pesar de que no sea un campo que ponga las cosas demasiado fáciles para la integración de personas sordas, encontrándose con una doble discriminación cuando recurre a festivales que sí dan cabida a obras audiovisuales de personas dirigidas a las personas sordas o con otras disfunciones, siendo discriminada al hacerlo desde el punto de vista de una persona que además es homosexual, un tema ampliamente abordado posteriormente en el coloquio.

Roberto Pérez Toledo también admite que, de una manera natural, utiliza el cine para dar visibilidad a diferentes realidades, dado que él mismo se ha encontrado con barreras arquitectónicas (y psicológicas) tanto cuando tras licenciarse en comunicación audiovisual pretende ampliar sus conocimientos con cursos de guion y la mera pregunta sobre el modo de acceso a un espacio ya supone un trauma con su interlocutor, o al asistir a un festival de cine o ser invitado a ser miembro de un jurado sin que fueran conscientes de su condición física. Asimismo resalta lo necesarias que son acciones que permitan la visibilidad de las diferentes realidades, dado que él mismo se ve obligado a recurrir al asesoramiento sobre la ceguera para realizar su primer largometraje, Seis puntos sobre Emma (2011, España), ampliando en el coloquio los problemas laborales de las diferentes realidades disfuncionales. Realidades de las que, ciertamente, es más fácil tomar conciencia en el momento en que eres consciente de que existen.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.