Cargando contenido

Cine


LesGaiCineMad: 2017: «El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui» & «A moment in the reeds»2017
11
Nov

LesGaiCineMad: 2017: «El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui» & «A moment in the reeds»

Momento para la memoria histórica con «El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui» y para la empatía con los refugiados con «A moment int he reeds» en la recta final de la 22ª edición de LesGaiCineMad.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




De la mano de Gustavo Pecoraro, guionista y conductor de El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui, recuperamos la figura de un activista imprescindible para el movimiento LGBT en Argentina, mientras que es el propio Mikko Makela, director de A moment in the reeds, quien nos aclara sus intenciones con el que es su primer largometraje de ficción. Película con la me despido de la 22ª edición de LesGaiCineMad por este año, a la espera de conocer el reparto de premios.

A moment in the reeds (Mikko Makela, 2017, Reino Unido & Finlandia)

Tanto hablar de lo avanzada que está culturalmente la sociedad finesa, cuando resulta que este año supone la salida del armario de su cinematografía por partida triple gracias a la película de Makela, Screwed (Pihalla, Nils-ErikEblom, 2017, Finlandia) presentada en la sección Panorama de LesGaiCineMad, y la alabada Tom of Finland (Dome Karukoski, 2017, Filandia, Suecia, Islandia, Dinamarca, Alemania & EE.UU.), película seleccionada por Finlandia para conseguir plaza en la carrera por el Oscar a la mejor película extranjera, en lo que demuestra la buena salud del cine queer si tenemos en cuenta que Chile ha enviado Una mujer fantástica y Francia 120 pulsaciones por minuto, ambas proyectadas en LesGaiCineMad.

La película de Makela tiene sólo con dos inconvenientes, que compite en la misma sección con Tierra de Dios, teniendo un planteamiento que siendo similar se resuelve de manera muy diferente, siendo igualmente más ambiciosas las intenciones del director que lo que realmente consigue en la pantalla. Lo que no quiere decir que estemos en absoluto ante una obra despreciable. Al contrario, de la misma manera que la bandera del orgullo LGBT es la misma en todos los países del mundo, también el colectivo LGBT comparte las mismas inquietudes y angustias sea cual sea la cultura en la que se desarrolla cada persona.



Igual que Tareq encuentra en Finlandia la libertad de la que no puede disfrutar en Siria, encuentra Leevi la suya en París, lejos de su padre con quien mantiene una tensa relación, como tensa es también la que mantiene Tareq con su familia, para la que ni siquiera ha salido del armario. Salvando las distancias entre el comprensible dilema de Tareq, que parece ser más cultural que religioso, y el conflicto de Leevi con su padre, que parece estar más relacionado con la temprana ausencia de su madre, lo cierto es que cualquiera puede verse identificado con cualquiera de los dos personajes. Universal es también la mirada que proporciona el otro, porque todos hemos tenido alguna vez algún Tareq que nos descubra la belleza de un entorno del que anteriormente sólo habíamos apreciado su lado negativo, igual que Leevi, sobre el que nos habíamos limitado a proyectar nuestras angustias internas, sin ver loq eu realmente teníamos delante.

El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui (Lucas Santa Ana, 2017, Argentina)

El día anterior me había acercado a la que era la última proyección de LesGaiCineMad en Fundación 26 de diciembre. Un documental que repasa la vida y legado del activista Carlos Jáuregui, fundador de las asociaciones Comunidad Homosexual Argentina (CHA), primero, y Gays por los Derechos Civiles, después. Una emotivo relato que llega desde el corazón de sus autorestanto para reivindicar la figura de su protagonista como para demostrar que los derechos reivindicados por las personas homosexuales, bisexuales y transexuales son los mismos en todas partes, no importa el continente en el que estemos o el idioma que hablemos.

Tres son los puntos que marcan el periplo que lleva a Jáuregui a desarrollar una estrategia que ha hecho de Argentina uno de los países Latinoamericanos más avanzados en los derechos de la comunidad LGBT: la imprescindible visibilidad que le lleva a fundar la CHA y luchar contra la discriminación después de asistir al orgullo en París; el reconocimiento de las parejas del mismo sexo después de vivir la expulsión del domicilio que había compartido con su pareja durante muchos años; y la lucha contra el estigma del sida y el VIH que terminan con su propia vida sólo unos días antes de que la constitución argentina incluya la cláusula de la orientación sexual como causa de discriminación.



Tal y como Gustavo Pecoraro señala tras la proyección, la reivindicación de figuras como Jáuregui son necesarias para que las nuevas generaciones comprendan de dónde vienen los derechos que la comunidad LGBT disfruta hoy en día en algunos países, así como también para que sirvan de ejemplo a movimientos en países donde todavía son discriminados, encarcelados o incluso ejecutados por su orientación sexual o su identidad de género. Derechos por los que cualquier día podríamos tener que volver a recuperar, como hemos podido comprobar en países como Rusia o los Estados Unidos, donde después de ganar tanto terreno, se han mermado nuestros derechos (o lo están intentado) por culpa de gobernantes que con sólo haber sido elegidos demuestran que el germen de la homofobia se ha mantenido oculto y soterrado, pero nunca ha llegado a ser erradicado.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


2
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.