Cargando contenido

Cine


Festival Fant 2017 (2ª Parte)2017
16
May

Festival Fant 2017 (2ª Parte)

¿El dinero da la felicidad o quita la vida? Actores y cantantes bajo la sombra de una maldición. Bailarinas de Striptease contra zombis, hagan sus apuestas. Aquel Méjico del año 1974. Policías VS asesino en serie. El Slasher y el cine extremo francés toman Finlandia. Las difíciles reglas del Found Footage.

Por Francisco Javier


¡Compártelo!




La segunda ronda de la vigésimo tercera edición del FANT empieza con Money, la entretenida cinta de Martín Rosete. Dos parejas se encuentran de celebración cuando un desconocido irrumpe en la casa, quiere dos maletines repletos de dinero que se encuentran escondidos en el lugar. Cinta con solo seis personajes y escasas localizaciones, como si fuera un teatro en vivo, que basa su valor en las interpretaciones y trabajo actoral, destacando en este sentido el actor británico Jaime Bamber.

Donde no encontramos nada destacable es en la cinta finlandesa Lake Bodom: cuatro jóvenes van de acampada junto a un lago donde tuvo lugar una masacre muchos años atrás. Mezclando el concepto del slasher con las propuestas del ya extinto género del cine extremo francés, Lake Bodom se hunde sin remedio a pesar de sus intentos de hacer entretenida una historia predecible. También predecible, pero con encanto, es la propuesta canadiense Peelers, que narra la última noche de un club de Striptease, lo que debería ser una velada nostálgica se convierte en un rio de sangre cuando irrumpen unos seres cubiertos de una baba oscura. Mucho tiro, gore y muerte violenta en una cinta que recuerda a demasiadas películas como para ser medianamente original.

Cuando el director italiano Ruggero Deodato rodó en 1980 Holocausto Caníbal, estaba creando lo que años más tarde se conocería como Found Footage; esto es, historias contadas con cámara en mano y cuyos protagonistas han desaparecido dejando tras de sí las grabaciones realizadas. El director americano Steven DeGennaro intenta jugar con el metalenguaje de este subgénero en Found Footage 3D, donde un grupo de técnicos y actores ruedan una cinta de FF en 3D al mismo tiempo que explican a cámara las reglas del “juego”, tal como hicieron el director Wes Craven y el guionista Kevin Williamson en la mítica Scream. Desgraciadamente, el resultado, aunque divertido por la inclusión del 3D, no aporta nada. En Noctem, el español Marcos Cabotá también quiere añadir un elemento meta a su cinta Found Footage: un grupo de jóvenes actores y cantantes se interpretan a sí mismos en la historia de una entidad sobrenatural que persigue a uno de ellos y pondrá en peligro la vida del resto. Cabotá se aprovecha de la amistad ya existente entre Adrián Lastra, Alex González y Esteban Piñero para conseguir la intimidad de sus personajes, pero la historia tiene demasiados lugares comunes de este tipo de películas y tampoco logra aportar su granito de arena al género.

En el festival se proyectaron dos cintas de lo que podría empezar a considerarse como Found Footage 2.0. La cinta mejicana 1974 introduce el elemento musical para realzar los momentos más tensos del metraje encontrado, algo que va contra las “reglas”. La ópera prima de Víctor Dryere nos cuenta los últimos días de Altair y Manuel, una pareja de recién casados, que verán rota su felicidad cuando Altair asegure haber sido visitada por unos Ángeles; jugando con el grano de las viejas cámaras de 8mm, en la cinta encontramos la intensidad y la “verdad” que faltaban en las películas comentadas anteriormente. Cerramos el bloque del Found Footage con la cinta que ganó una mención de honor en la sección Panorama: Therapy, del jovencísimo director francés Natham Ambrosioni, quien con apenas 17 años nos cuenta la historia de una policía que encuentra las cintas de un psycho killer que actúa en la zona; tras descubrir que una de sus víctimas aún puede quedar con vida inicia un contrarreloj para salvarla de su destino. La cinta de Ambrosioni se nutre de la experiencia de un adolescente que ha visto muchas películas de Found Footage y decide innovar para hacerla más atractiva, para ello no se detiene en presentar a los personajes sino que, directamente, les mete en situación; al mismo tiempo añade música y cierto montaje. Aunque Therapy no es redonda, si contiene aportes interesantes acerca de la visión cinematográfica de las nuevas generaciones.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


1
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.